Sin personas, no existen las empresas

“El síndrome homer Simpson” por Javier cantera  doctor en psicología de la Universidad complutense de Madrid , nos comenta sobre su libro. Que es una herramienta que nos ayudará a identificar los distintos comportamientos, las emociones y sentimientos que existen en las diferentes personas que trabajan en una organización nos ayudará a conocer mejor a nuestros empleados, nuestros compañeros y nuestros jefes.

¿De qué manera podemos aplicar la psicología en la selección de personal o asignación de funciones en una organización?¿ Cómo podemos anteponernos a las situaciones conflictivas con el conocimiento de los síndromes laborales?¿Es malo tener un síndrome laboral?¿ puede ser un síndrome laboral no estar teniendo un síndrome? ¿Qué son las conductas personales de los trabajadores? ¿De qué manera ayudamos a las personas en las organizaciones teniendo conocimiento de sus conductas?

No existen empresas sin personas, por eso la psicología es tan importante para analizar los diferentes perfiles psicológicos de los trabajadores,Compañeros, colegas, clientes,  proveedores o jefes que componen una compañía.

Ya que la  adaptación y  el aprendizaje son las guías del éxito en un entorno laboral cada vez más digitalizado y cambiante,Lo que puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso  en una organización es la manera en que se conozca los síndromes laborales típicos para saber tratar a las personas.

El autor hace referencia en su libro a tres pensamientos como psicólogo de la conducta organizacional,  que son las siguientes el ser auténtico, ser humilde, tener una relación sana con su conducta como persona.

también asegura  no estar de acuerdo con la frase de maquiavelo que dice”  más vale ser temido que amado” cuando el reto de un líder es  inspirar confianza para no ser temido, sino ser amado para que crezca la admiración en el grupo de trabajo, tanto así que merece intentarlo y luchar por conseguirlo diariamente.”

Fuente de Estudio : Periódico Portafolio

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *